Bekia Viajes

Usuario:

Contraseña:

América del Norte / Estados Unidos
 
 
CIUDAD LIBRE DE HUMO

Nueva York prohíbe fumar en los parques, plazas y playas de la ciudad

La alcaldía ha estrechado el cerco a los fumadores, que ya no podrán encender un cigarrillo en lugares tan emblemáticos como Central Park y Times Square. La multa para los insumisos ascenderá a 50 dólares.
 
Nueva York prohíbe fumar en los parques, plazas y playas de la ciudad

Hace años que Nueva York no es precisamente un paraíso para los fumadores, y es que ya en 2003 se prohibió fumar en restaurantes y bares, para posteriormente hacerlo en el metro, oficinas, hoteles, hospitales y todo tipo de edificios públicos.

Sin embargo, ahora han ido más allá y no se permite fumar ni en los 1.700 parques, ni en los 23 kilómetros de playas, ni en las plazas públicas de Nueva York, así que los típicos carteles que animaban a dejar fumar en la emblemática Times Square podrían pasar a ser advertencias para los que se atrevan a encender un cigarrillo allí.

Las aceras de Nueva York, espacio para fumadores


Las multas por saltarse la prohibición oscilan los 50 dólares, aunque hay un resquicio por el que los fumadores podrán escaparse, y es que en las aceras de Central Park, Times Square, Bryant Park, entre otros lugares afectados por la norma, sí se puede fumar.

Entre las razones que ha ofrecido el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, destaca el impacto que las colillas y la ceniza producen en los parques y jardines. En esa línea, el regidor declaró: "Fumar en los parques y en las playas no sólo daña a las personas que quieren disfrutar de estas instalaciones de recreo, sino que también causa un problema de basura que daña la belleza de nuestros parques".
Guillermo Álvarez-Duque | 26 de Mayo de 2011